Portafolio
Blog
Contacto
Scroll down
Compartir en:

¿Cuántos caminos o formas para campañas te vienen a la mente? Un sin fin, ¿verdad? Y todos pueden ser utilizados por la misma compañía en una campaña única. Esta estrategia existe, es más común de lo que crees y lleva por nombre: marketing multicanal. 


Hoy en día, las marcas permiten explorar una variedad impresionante de plataformas, desde un panorámico espectacular en las avenidas más transitadas, hasta una campaña de mailing. Es normal que algunos centren sus esfuerzos en algunos formatos, incluso optan por darle preferencia al medio más utilizado por su comunidad. Sin embargo, llevar una estrategia a varios canales simultáneamente puede ser una práctica bastante interesante y enriquecedora. 


Descubre en esta entrada qué es el marketing multicanal y cómo funciona; pero sobre todo, cómo puedes sacarle el máximo provecho.
 

¿Qué es el marketing multicanal? 


Es una estrategia que tiene como objetivo divulgar una campaña en diferentes plataformas de forma simultánea. La idea es sacar el máximo de posibilidades, asegurándonos que dicha campaña se adapte a los diversos canales, genere una percepción única y, al mismo tiempo, llegue al público deseado a través de los distintos recursos de difusión. 


Las actualizaciones digitales han sido una parte fundamental para facilitar una expansión positiva en el volumen de canales en los que se busca posicionar estas estrategias. 


El marketing digital cada día se impone más en el mercado, no obstante, al mismo tiempo, algunas prácticas tradicionales offline pueden tener gran efectividad e impacto en los consumidores. 


Generalmente, el marketing multicanal brinda a las marcas la posibilidad de utilizar plataformas offline y online de manera combinada. Por esta razón, se hace normal publicitar una campaña y simultáneamente difundirla en canales como:


Objetivos del marketing multicanal.


Como cualquier estrategia deben ser simples, claras y capaces de lograrse. 


El principal objetivo es garantizar que la campaña llegue a su audiencia meta, generando una experiencia completa de percepciones que conduzcan al consumo. 


Cuando una campaña se publicita en varios canales, las marcas ajustan detalles para que el post que compartirán en Facebook tenga el mismo impacto que sí lo ven en un cartel publicitario en la calle. 


Independientemente cuales sean los medios en los que los consumidores verán nuestros anuncios, lo que realmente importa es que se pueda alcanzar y se despierte la percepción deseada. De modo que, tan importante es explorar diversos canales como el mantener la estética e identidad de la estrategia.


Con las adaptaciones correctas, las marcas pueden llevar a cabo una amplia estrategia de marketing capaz de generar buenos resultados y cautivar audiencias en cualquier lugar y durante mucho tiempo. 
 

Marketing clásico vs Marketing omnicanal.


Conocer las diferencias entre ambas modalidades es esencial para saber cómo, cuándo, y dónde usar cada una, ya que requieren distintos esfuerzos y recursos. Estas estrategias si bien se basan en explorar diversas plataformas disponibles, son diferentes entre sí. 

 

Marketing omnicanal. 


Esta estrategia aborda algo muy simple: conectar diversos canales para ofrecer servicios integrados. Es decir, dos o más canales conectados directamente que permitan realizar ciertos servicios.

Vamos a explicarlo mejor: 

Una marca de ropa frecuentemente suele operar como un ecommerce, lo que significa una gran comodidad para el público consumidor. No es necesario acudir a la tienda para probarse una pieza o conocer los materiales antes de realizar la compra. Del mismo modo, puede suceder que una compra no sea satisfactoria debido al tamaño. 

En este caso, una estrategia omnicanal es lo que le permitirá al consumidor realizar su compra online, pero intercambiar la pieza directamente en la tienda física. Para llevar a cabo esto, es necesario implementar una estrategia de integración de stock y control de ventas, que permita que las solicitudes realizadas en línea sean atendidas en otra (venta minorista física). 
 

Marketing clásico.


El marketing multicanal es una de las grandes vertientes del marketing. ¿La diferencia? Su enfoque es más amplio, pues pasa a través de diferentes canales simultáneamente, con mucha más amplitud de lo normal. 

El marketing clásico define las campañas y se eligen canales exclusivos para realizar la divulgación, sin la propuesta de ampliar este alcance tanto como sea posible.

Esto se debe a que algunas empresas tienen a sus consumidores concentrados en algunos de estos entornos, ya sea digital o sin conexión. 

Las marcas saben muy bien que utilizar el marketing multicanal requiere de grandes esfuerzos e inversiones, sin embargo, es una excelente manera de lograr expansión a mayores conversiones y una presencia más consistente. 

Hay un cielo de posibilidades para conquistar con una buena estrategia detrás de esta práctica.

Descubre los principales beneficios del marketing multicanal en nuestra próxima entrada. 

VER TODOS LOS ARTÍCULOS
Hablemos e iniciemos
un proyecto
Mi correo electrónico es:
Acepto los Terminos y Condiciones del newsletter y he leído las Politicas de Privacidad.